DOMINGO DE LA SAGRADA FAMILIA, C

LO MÁS BELLO DEL MUNDO

INTRODUCCIÓN
Un artista soñaba con pintar ‘lo más bello del mundo’.

Al amanecer se puso en camino. Atravesó lugares de ensueño. En cada aldea, la misma pregunta. «Amigo, ¿qué es lo mas bello del mundo, para que yo lo pinte?» Pero ninguna respuesta le satisfacía.

Un buen día, se topó con un vagabundo: “¿Qué es lo más bello que existe?” “El amor» —le contestó melancólicamente el vagabundo.

Otro día preguntó a un soldado: «¿Qué es lo más bello del mundo?» «La paz» —le contestó el militar.

Una anciana señora le respondió con una sonrisa arrugada entre los labios: «La fe en Dios y la vida, hijo; la fe».

En el alma de nuestro artista brilló de nuevo la ilusión, al tiempo que unía las tres palabras: mágicas: la paz, la fe y el amor.

Volvió a su casa y, al franquear el portón, le inundó una paz muy grande, y su corazón se agitó con violencia. Emocionado, besó a sus hijos y descubrió en sus rostros, todavía inocentes, unos rasgos de fe en Dios y en la vida. Percibió también en las pupilas de su esposa la personificación del amor, más allá de cualquier frontera, y se sintió en paz. Y esa noche decidió pintar. Llamó a la obra de arte: Mi hogar. Y pintó a su familia, porque allí, en su misma casa, había encontrado lo más bello del mundo.

 

PROPOSICIÓN

La Sagrada Familia es lo más bello del mundo, y tu familia también puede llegar a serlo.

DESARROLLO:
Con frecuencia buscamos la felicidad fuera de nuestra casa, sin darnos cuenta de que la tenemos dentro. Por eso la fiesta de hoy nos invita a que volvamos la mirada hacia el tesoro que tenemos en nuestra propia familia.

  1. El honrar al padre y a la madre, como nos dice el libro del Eclesiástico:
    1. Nos purifica y nos permite acumular tesoros.
    2. Además, en ello encontraremos la alegría, nuestra oración será escuchada.
    3. Significa enaltecer a nuestros padres con nuestras palabras y obras
  2. San Pablo nos habla de las virtudes que han de reinar en nuestra familia
    1. Seamos compasivos: en la familia el ser humano es querido y amado por sí mismo.
    2. Ser magnánimos: es decir, con un alma grande, dispuestos siempre a perdonar y alentar a todos los de casa.
    3. Humildes, afables y pacientes: una trilogía que hace de toda casa un hogar
    4. Y por encima de todo, el amor
      1. El resultado será la paz y la gratitud.
      2. Y todo en una atmósfera de respeto mutuo.
    5. Tal era la vida de la Sagrada Familia. Y el episodio de Jesús perdido y hallado en el templo nos enseña:
      1. La profunda unión de esa familia, en la que las preocupaciones de uno son las preocupaciones de los otros; y la alegría de uno, la alegría de todos.
      2. Jesús subraya que las cosas de Dios han de estar en el centro, en la vida de una familia.
        1. ¡Qué tristeza da encontrarse con familias en donde Dios es tan solo un añadido dominical, y no el centro de su existencia!
        2. Debemos ocuparnos como familia de las cosas del Padre
      3. “Jesús regresó con ellos y siguió sujeto a su autoridad”:
        1. Una familia sin autoridad está destinada al fracaso.
        2. Una madre sin interioridad impedirá que los hijos crezcan física y espiritualmente. María guardaba todas esas cosas en su corazón

 

CONCLUSIÓN
Reflexiona un poco y pregúntate si ya has encontrado en tu familia “Lo más bello del mundo”.

Para esto: “Que en vuestros corazones reine la paz de Cristo; que la palabra de Cristo habite en vosotros con toda su riqueza”.

P. Agustín De La Vega, LC